Las propuestas de UPyD en su enmienda a la reforma laboral

El Gobierno aprobó mediante Real Decreto Ley 3/2012 una reforma laboral que en estos momentos está en el Congreso de los Diputados tramitándose como Proyecto de Ley. UPyD en esta tramitación parlamentaria ha presentado una enmienda a la totalidad y va a presentar enmiendas al articulado. Enmiendas que parten de una premisa inicial: la necesidad ineludible de que nuestro país acometa una reforma laboral que cambie un sistema institucional que se ha demostrado fracasado, para evitar una gran destrucción de empleo (tenemos más de 5 millones de parados), su dualidad (más del 25 por ciento de los trabajadores son temporales)  y la pérdida de competitividad de las empresas, que se puede observar en los graves desequilibrios de la balanza comercial española.

Es cierto que La reforma laboral que propone UPyD, basada en la flexiseguridad, no creará empleo inmediatamente, pero sí establecerá las bases jurídicas de las instituciones laborales que permitan acabar con la precariedad laboral, reducir la dualidad y mantener la protección del trabajador sin desequilibrar la posición entre trabajadores y empresarios. Eso sí, favoreciendo e incentivando aquellas medidas que mejoren la productividad del país a medio plazo y, por tanto, la renta de los trabajadores.

Para conseguir estos objetivos, la propuesta de UPyD se fundamenta en los ejes siguientes:

1.- El contrato único indefinido. Con el cual se establece que todos los trabajadores, excepto los que se contraten para hacer una sustitución mediante un contrato de interinidad, serán contratados con carácter fijo, bien sea a tiempo completo o parcial. Este contrato se podrá iniciar con un periodo formativo de duración limitada tras el cual el trabajador continuará en la empresa. La extinción de este contrato podrá ser procedente cuando concurre causa o improcedente si no la hay. También se mantiene el despido disciplinario. Tanto para el despido procedente como para el improcedente, se establecen unas indemnizaciones progresivas que van de 12 a 24 días en el primer caso y de 24 a 34 en el segundo, aumentado desde la cifra inicial a la final dos días por cada año de antigüedad del trabajador en la empresa. Con esta medida se protege mejor a ese 93 por ciento de trabajadores que ahora celebran contratos temporales y se garantiza una suave transición al empresario desde contratos con una indemnización menor por despido a otros con otra mayor al incrementarse la antigüedad.

Este contrato es plenamente constitucional, ya que no contradice precepto alguno de la Constitución ni el artículo 158 de la OIT y el artículo 30 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, manteniendo la causalidad en caso de despido.

Por otra parte, para aquellas actividades puramente temporales (obra o servicio) se ha previsto que el empresario pueda extinguir la relación laboral por la existencia de esta causa objetiva, si bien deberá hacerla figurar con antelación en el contrato de trabajo. Y para evitar su uso fraudulento, se ha dotado de mayor eficacia a las actas de infracción de la Inspección de Trabajo y se le ha impuesto una cotización de Seguridad Social superior para el desempleo.

2.- Flexibilidad de la empresa y negociación colectiva. En España había un sistema excesivamente rígido de modificación de las relaciones laborales y negociación colectiva, pero con la reforma del PP, se ha dado un bandazo y se ha desequilibrado el sistema excesivamente hacia el lado de la empresa.

En la propuesta de UPyD, se apuesta por la flexibilidad, para ganar competitividad y evitar que el despido sea el principal instrumento de ajuste de las empresas cuando vienen mal dadas, pero con equilibrio entre las partes. De esta forma, se ha definido mejor la causa económica para las modificaciones sustanciales del contrato de trabajo, la suspensión o reducción de jornada, el descuelgue del convenio y el despido colectivo. Así, se ha establecido un porcentaje mínimo de pérdidas o reducción de ingresos o ventas, en cada caso, por comparación con un periodo anterior de la empresa. Con ello, se pretende garantizar una mayor seguridad jurídica, evitando la judicialización y su uso arbitrario por el empresario. Además, para que los incentivos sean los correctos, se ha previsto que cuando se adopten estas medidas los directivos de las empresas vean anulados sus bonos hasta que se recupere la empresa o unidad productiva de ella afectada, y que si hay reducción salarial, esta afecte a todos, incluidos los directivos.

En la negociación colectiva, se mantiene la prevalencia del convenio de empresa, si bien el sectorial estatal primará sobre éste en materia de salario base y jornada de trabajo. Por otra parte, el convenio sectorial estatal siempre tendrá prioridad, cualquiera que sea el momento de su celebración, sobre los autonómicos y los provinciales. Además, se apoya la limitación de la ultractividad de los convenios a dos años.

3.- El despido como última opción. En el despido colectivo se ha regulado mejor la causa económica y se ha establecido la exigencia de una situación apremiante de la empresa externa o interna, como en Alemania. También se ha previsto un procedimiento para su ejecución más completo con una intervención más exhaustiva de la Inspección de Trabajo, aunque sin requerir autorización administrativa, con el fin de garantizar que realmente sea la última medida que se adopte por la empresa para garantizar su viabilidad y el empleo restante. Con esta propuesta, nuestro modelo se acerca a la regulación francesa y se fijan más instrumentos para la recolocación y formación de los trabajadores afectados. Además, los directivos de la empresa no podrán cobrar bonos o gratificaciones similares durante esa situación.

4.- Mayor seguridad. En las enmiendas se prevé el establecimiento de la Renta Activa de Inserción como un derecho para aquellas personas que se queden fuera de las prestaciones y subsidio de desempleo, al tiempo que se establecen criterios de homogeneización entre las rentas mínimas de inserción de todas las comunidades autónomas.

5.- Formación e intermediación laboral. Se recoge la formación continua como un derecho y obligación del trabajador. Por otra parte, se rompe el monopolio de sindicatos y organizaciones empresariales en la formación continua. Se establece un plan de garantía juvenil dirigido a aquellos que en la fecha de entrada en vigor de esta Ley tengan entre 18 y 30 años y carezcan de la formación secundaria obligatoria o la formación profesional de grado medio. Este plan se sufragará con los fondos resultantes de suprimir las poco útiles bonificaciones de Seguridad Social para fomentar la contratación, que alcanzan la cuantía aproximada de 2.700 millones de euros.

Se mantiene la participación de las empresas de trabajo temporal en la intermediación laboral, si bien tanto estas como las agencias de colocación privadas necesitarán autorización del Servicio Público de Empleo Estatal, para evitar autorizaciones autonómicas que fragmenten el mercado laboral español. Se refuerza el papel de los servicios públicos de empleo, mencionándose que deben elaborar el perfil del parado y previéndose que su colaboración con las agencias privadas deberá conllevar la obligación de no ocuparse solo de los perfiles de desempleados más rentables. 

6.- Otras medidas. En cuanto al personal laboral de la Administración pública, se despedirá en último lugar, llegado el caso, a los que hayan accedido a su puesto de trabajo superando un proceso realmente competitivo con varios candidatos. Con ello, se trata de evitar que se mantenga a los “enchufados” del poder político de turno y que se vayan a la calle los que entraron por mérito y capacidad demostrados.

Por otra parte, se prevé la necesidad de elaborar un plan contra el fraude laboral, reforzando las inspecciones y sanciones.

Para luchar contra los privilegios de los políticos, se les incorpora al Régimen General de la Seguridad Social, de forma que los parlamentarios tengan que pagar la parte de cuota de Seguridad Social que les corresponde, y de la que ahora están exentos.

About these ads

8 pensamientos en “Las propuestas de UPyD en su enmienda a la reforma laboral

  1. Pingback: ‘Las propuestas de UPyD en su enmienda a la reforma laboral’, por Ramón Marcos | UPyD Asamblea de Madrid

  2. No me queda claro su punto sobre el personal labora, ¿está diciendo que en su enmienda admiten despedir también al personal laboral que ha entrado por oposición al igual que cualquier funcionario?

  3. Soy personal laboral fijo de una Administración Autonómica, que entré mediante un proceso de oposición. Indicas que respecto a nosotros, que se nos ponga en último lugar para el despido a los que hemos pasado un proceso objetivo de oposición, para que se eche antes a enchufados, etc… Pero lo que tenías que haber pedido es que se quitara la posibilidad de echarnos cuando hemos pasado un proceso de oposición como los funcionarios. Ya que enchufados también hay muchos funcionarios INTERINOS, y esos van a segir estando mientras que a los que hemos hecho el esfuerzo de estudiar y aprobar una oposición pero no somos funcionarios se nos va a echar.

    No me parece nada justo y me parece que en UPyD sólo habéis realizado esta puntualizacón para que la podamos leer en el blog y nos quedemos un poco menos descontentos, y así obtener algún voto más, pero en realidad no habéis hecho nada.

    • Hemos propuesto que los laborales fijos que han pasado un proceso de mérito y capacidad sean los últimos en ser despidos. Es a ellos a los que se les aplica la legislación laboral. Por cierto el PP nos dijo que no a esa enmienda y ahora se la apropian ellos y la ponen en el Senado. Bien venido sea, ya que mejora el texto. A los funcionarios como sabes no se les aplica el Estatuto de los Trabajadores, por ello no decimos nada aquí. Pero hemos repetido hasta la saciedad que no esta bien el uso de interinos y menos de eventuales.

  4. Estimado Ramón:

    Soy uno de los miembros de la plataforma en defensa de la biblioteca de Cajamadrid de Alcalá de Henares, y aunque no hablé contigo el pasado martes, quería agradecerte tu apoyo y tu interés.

    Quería además darte la dirección de nuestro blog:

    http://salvemoslabiblioteca.wordpress.com/

    Estamos preparando un flashmob para el sábado 2 de junio a las 8 de la tarde en la Plaza de Cervantes de Alcalá, y agradecemos toda la difusión que podáis o queráis darnos.

    Por último: ¿Habéis considerado llevar al parlamento regional el tema, ahora que hay el precedente de la moción en el Ayuntamiento de Alcalá?

    Gracias un vez más.

  5. yo no entiendo,como si Uds votaron a favor de esta ley ahora piden cambios es que no la estudiaron entonces y votaron a ciegas

  6. Pingback: » Oír es precioso para el que escucha Álvaro Agea

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s